lunes, 7 de septiembre de 2009

Proyecciones de la Tierra

Y los problemas a la hora de representarla

La proyección se basa en el modelo ideal que trata a la tierra como un globo hinchable que se introduce en un cilindro y que empieza a inflarse ocupando el volumen del cilindro e imprimiendo el mapa en su interior. Este cilindro cortado longitudinalmente y ya desplegado sería el mapa con proyección de Mercator.


* Groenlandia aparece aproximadamente del tamaño de África, cuando en realidad el área de África es aproximadamente 14 veces el de Groenlandia.

* Alaska aparece similar en tamaño a Brasil, cuando el área de Brasil es casi 5 veces el de Alaska.

Aunque la proyección de Mercator es todavía muy usada en navegación, los críticos argumentan que no es indicada para representar el mundo completo dada la distorsión de las áreas. El mismo Mercator usó la proyección equivalente (iguales áreas) proyección sinusoidal para mostrar la relación de áreas. Como resultado de estas críticas, los atlas modernos ya no usan la proyección de Mercator para mapamundis o áreas distantes al ecuador, prefiriendo otras proyecciones cilíndricas, o proyecciones equivalentes (equiáreas). La proyección de Mercator, sin embargo, es usada todavía para regiones cercanas al ecuador.




Arno Peters provocó controversia cuando propuso la proyección conocida como proyección de Gall-Peters, una leve modificación de la cilíndrica equivalente de Lambert, como la alternativa a la de Mercator. Una resolución de 1989 de siete grupos geográficos norteamericanos desecharon el uso de todos los mapamundis de coordenadas rectangulares (cilíndricas), incluyendo la Mercator y la Gall-Peters.[1]

Google Maps y Virtual Earth 2d, actualmente usan la proyección de Mercator. A pesar de sus relativas distorsiones de escala, esta proyección es bastante indicada para un mapa interactivo en que se hacen desplazamientos y zooms en regiones pequeñas, donde las formas se distorsionan relativamente poco. (Google Satellite Maps, por otro lado, usó una proyección plate carrée hasta 2005-07-22).

En los mapas en Google Maps la máxima latitud es +/- 85.0511287798066 grados, donde el valor en la proyección Mercator para y = PI.



El mapa Dymaxion o proyección de Fuller de la Tierra es una proyección de un mapamundi en la superficie de un poliedro que puede desplegarse en una red de muchas formas diferentes y aplanarse para formar un mapa bidimensional que retiene la mayor parte de la integridad proporcional relativa del mapa del globo. Fue creado por Buckminster Fuller, quien lo patentó en 1946. En la patente la proyección mostrada es sobre un cuboctaedro. La versión de 1954 publicada por Fuller con el título The AirOcean World Map empleaba un icosaedro ligeramente modificado pero casi completamente regular como base para la proyección, versión más conocida en la actualidad. El nombre Dymaxion se aplicó a muchas invenciones de Fuller.

A diferencia de la mayoría de proyecciones, el Dymaxion está concebido sólo para representar el globo entero.



Fuller aseguró que su mapa tenía muchas ventajas sobre otras proyecciones geográficas.

Tiene menos distorsión del tamaño relativo de las regiones, especialmente si se lo compara con la proyección de Mercator y menos destorsión de la formas, particularmente cuando se lo compara con la proyección Gall-Peters.

Un rasgo distintivo del Dymaxion es que no tiene una dirección que vaya arriba. Fuller dijo frecuentemente que en el universo no hay «arriba» y «abajo» ni «norte» y «sur»: sólo «dentro» y «fuera». Las fuerzas gravitacionales de las estrellas y los planetas crean «dentro», que significa «hacia el centro gravitacional» y «fuera» que significa «lejos del centro gravitacional». Asoció la representación de los mapas habituales con el norte arriba y el sur abajo al sesgo cultural. Hay que destacar que hay otras proyecciones geométricas que no tienen el norte arriba.

No hay una orientación «correcta» del mapa Dymaxion. Desplegar las caras triangulares del icosaedro resulta en una red que muestra masas de tierra casi contiguas que comprenden los continentes de la tierra, y no grupos de continentes divididos por océanos. Si se despliega de otra forma se muestra el mundo dominado por una masa de agua conexa rodeada de tierra.





La Proyección de Peters (llamada así por Arno Peters), aunque más correctamente Proyección de Gall-Peters es una proyección cartográfica que apareció por primera vez en 1855, publicada en el Scottish Geographical Magazine por James Gall.

En ella los paralelos y los meridianos son sustituidos por una cuadrícula de 10 grados decimales. La proyección refleja correctamente las áreas de los países, por lo que es una proyección equiareal. Los meridianos aparecen como líneas verticales paralelas y los paralelos como líneas horizontales paralelas que van acortando la distancia entre ellas hacia los polos. Las formas de las áreas tropicales y subtropicales aparecen más estrechas y alargadas y las áreas de altas latitudes aparecen más ensanchadas y más achatadas que en otras proyecciones más habituales.



La proyección de Mollweiden, también llamada homalográfica (del griego «trazado uniforme») es un tipo de proyección cartográfica llamada así en honor a Karl Mollweide. Se dice que es pseudocilíndrica y de áreas iguales. El eje largo, el ecuador, tiene el doble de longitud que el eje corto, el meridiano central o tipo. El meridiano central es recto. Los meridianos a 90° son arcos circulares. Los paralelos son rectos pero desigualmente espaciados. La escala es verdadera sólo a lo largo de los paralelos estándar de 40:44N y 40:44S, por lo que tiene una mayor representación por la zona ecuatorial.

La proyección de Mollweide es usada para mapas del mundo, especialmente para representar zonas de latitudes bajas.



Las escalas

Los mapas suelen ser mucho más pequeños que el área que representan. La escala es la relación entre la distancia que hay entre dos puntos del territorio y la distancia que hay entre los puntos que representan a aquellos en el mapa. Así si decimos que la escala de un mapa es de 1:50.000, eso significa que si la distancia entre dos puntos del mapa es de 1 cm, la distancia entre los puntos del territorio que representan es de 50.000 cm, o sea, de 500 m. Si el mapa es de una escala 1:125.000 o mayor las distancias calculadas midiendo las del mapa son muy fiables, en escalas menores la distorsión puede ser importante.

Las coordenadas

El sistema más común para localizar lugares en los mapas es el sistema de coordenadas geográficas, el que se basa en la longitud y latitud.

Curvas de nivel

Para indicar las altitudes en los mapas topográficos se utilizan las curvas de nivel. Una curva de nivel une los puntos de igual altitud. Se establece una diferencia de alturas determinada entre dos curvas de nivel consecutivas.

La teledetección

Hoy en día, para capturar datos sobre la Tierra se utilizan sensores que se colocan en satélites o aviones. Estos sensores captan las radiaciones emitidas o reflejadas por los elementos que se encuentran en la Tierra. En la década de 1960 se comenzaron a utilizar satélites. Por ejemplo se colocaron sensores para capturar datos meteorológicos sobre los satélites TIROS. Poco a poco se fueron creando sensores capaces de capturar datos de distintos tipos y los satélites comenzaron a capturar datos de naturaleza distinta a los meteorológicos (LANDSAT, SPOT, y RADARSAT). Muchas veces es difícil identificar un objeto terrestre en las imágenes enviadas por los satélites, porque estos aparecen vistos desde arriba, con un aspecto distinto al que estamos acostumbrados a ver, y porque los sensores captan radiaciones que nuestro ojo a simple vista no puede ver. Hay que utilizar una metodología determinada para reconocer un objeto, estudiando la forma, el tono de la imagen o el color, la trama, la sombra y la textura.



Claro que mucho hemos avanzado... Te cuento una historia que descubrí navegando por ahí

Las habitantes de la Micronesia, más concretamente de las Islas Marshall, emplearon hasta el siglo XX un sistema cartográfico de orientación para la navegación de lo más singular. Para los habitantes de tan remotas islas del Océano Pacífico, navegar entre islas, la mayor parte de las cuales no guardan relación visual entre ellas, debió ser algo treméndamente complicado. Para sortear el problema, idearon un tipo de mapas único en el mundo, realizados con diversos materiales comunes, como palos tramados.



La idea es fascinante, veamos, nos encontramos en una isla en medio de la nada, el océano nos rodea. Por los viajes de nuestros antepasados sabemos que, ahí fuera, hay otras islas. Ahora bien, ¿cómo navegar de forma certera hasta ellas? Lo mejor es crear un mapa, pero la cosa se complica porque no tenemos brújula, ni sextante ni cartas marinas, únicamente una canoa y nuestros sentidos. Los mapas de palos solucionaban el problema de forma elegante.





Empleando palos realizados con fibra vegetal, los micronesios representaron por medio de líneas los patrones de oleaje imperante y, en algunos puntos de intersección de las líneas, se mostraban las diversas islas a visitar. Naturalmente, se trataba de una cartografía de ensayo y error, fruto de anteriores viajes y de la experiencia. Una vez que se había aprendido una ruta, siguiendo patrones de oleaje y corrientes muy determinados, pasaban a ser registrados en los mapas de palo. Otra peculiaridad de estos mapas estaba en su uso. Eran muy valiosos y nunca se llevaban en los viajes, sino que los navegantes memorizaban antes de partir los patrones en ellos dibujados. Por lo que se sabe acerca de su uso, del que los europeos sólo tuvieron conocimiento en la segunda mitad del siglo XIX, únicamente unos pocos privilegiados tenían acceso al saber necesario para emplearlos. Así pues, la custodia y el uso de los mapas de palo micronesios debía estar en manos de una élite.




Fuente
Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada