lunes, 19 de abril de 2010

Diversidad de seres vivos para los más chiquitos

Una secuencia de trabajo del portal educ.ar

Diversidad animal y vegetal: la salida de campo

Actividad: salida de campo para identificar la diversidad animal y vegetal y caracterizar un ambiente natural, a través de la observación y el registro sistemático.

¿Por qué elegimos este tema?

Ilustracion de trabajo de campo

Ilustración: Gustavo Damiani

El tratamiento de este tema desde edades tempranas permite sentar las bases para facilitar, en el futuro, que los niños tengan una mejor comprensión de los criterios de clasificación de los animales y de los vegetales. Y, por otro lado, para que puedan identificar las semejanzas y las diferencias de los distintos grupos entre sí, no sólo a nivel morfológico, sino también en sus adaptaciones, comportamientos, respuestas a los estímulos, hábitats y nichos ecológicos. Para lograr el objetivo de que los alumnos construyan ideas acerca de estos aspectos, será importante que se les ofrezcan oportunidades para realizar observaciones guiadas de los seres vivos en su propio ambiente. La salida de campo es una potente alternativa didáctica porque permite ampliar la noción de ser vivo, trabajar con ciertos contenidos procedimentales específicos y, además, porque favorece la sensibilización de sus alumnos sobre la necesidad de respetar y cuidar los ambientes naturales.

A través de las actividades que se presentan a continuación, los alumnos podrán construir, entre otros aprendizajes, muchos de los siguientes conceptos y comportamientos:

  • en los ambientes naturales, es decir, en aquellos que no han experimentado fuertes modificaciones por obra del hombre, existe una gran diversidad de animales y vegetales que se pueden agrupar según sus características particulares;
  • también se podrán hallar partes o rastros de seres vivos y ejemplares de las distintas etapas de los ciclos de vida, por ejemplo: frutos, semillas, nidos, huellas, huevos o larvas;
  • los distintos grupos de seres vivos presentan adaptaciones, respuestas y comportamientos diferentes, aunque vivan en el mismo ambiente;
  • la presencia de las personas en el ambiente visitado puede alterar el hábitat y los comportamientos de los seres vivos, por eso será necesario tener una actitud respetuosa durante la salida.

Secuencia didáctica

A la hora de diseñar las actividades, le sugerimos prestar especial atención a los distintos momentos de la salida, pues cada uno de ellos apunta a objetivos y contenidos diferentes. Además, será importante diferenciar cada paso, porque cada etapa se convierte en un requisito previo para la siguiente, ya que prepara los elementos necesarios para el próximo trabajo.

Antes de la salida

  • Como usted elegirá el espacio donde desarrollar la salida, le sugerimos que tenga en cuenta algunos de los siguientes criterios: cercanía-lejanía de la escuela, necesidad de transporte y de acompañantes en función de la edad de sus alumnos, las características del grupo, los horarios más adecuados para su realización, si el ambiente visitado será terrestre o acuático, pues el tipo de observaciones que se realizarán será diferente; la presencia de un número importante de seres vivos (así como los grupos a los que pertenecen), sus hábitos alimentarios y reproductivos, sus comportamientos y toda la información necesaria para orientar a sus alumnos en la exploración y sistematización de las observaciones. Para concretar la salida, será conveniente que conozca bien el lugar elegido y que lo haya recorrido pensando en la planificación de las actividades; de este modo, aprovechará todas las posibilidades que ofrece el lugar y hasta podrá prever algunas posibles dificultades.
  • Para iniciar la actividad, y antes de ponerse en marcha, podrá preguntar a sus alumnos si conocen el lugar, qué imaginan que encontrarán allí, con qué objetivo creen que realizan la salida, etc. A partir de las respuestas, puede comentarles otras características del lugar elegido, las razones de su elección y los objetivos de aprendizaje que se ha propuesto alcanzar, haciendo un registro conjunto del "plan de acción". También será conveniente formar grupos de trabajo, y leer y explicar detenidamente la guía de observaciones que deberán completar (e, incluso, interpretar los dibujos, en el caso de los alumnos más pequeños). Por último, será necesario trabajar entre todos cuáles serán las normas de comportamiento que respetarán durante la salida.

La salida

  • Usted podrá delimitar diferentes zonas de observación y asignar para que trabajen en cada una de ellas a un grupo diferente de alumnos. Para realizar las diversas tareas, diferencie por lo menos dos lugares, por ejemplo, una zona boscosa y un claro, a la sombra y al sol, cerca o lejos del camino de acceso, etc. Durante una primera etapa se pueden realizar actividades de observación con todos los sentidos y, luego, establecer comparaciones respecto de las diferentes percepciones de los niños, por ejemplo: "hacemos silencio y escuchamos todos los sonidos, identificamos si provienen de seres vivos (cuáles) u otras fuentes, cuál es su intensidad, persistencia", etc. De la misma forma, se podrá trabajar con el olfato, la vista y el tacto. Si se cuenta con el recurso, será muy útil y entusiasmará a los chicos acompañar estas observaciones con el uso de grabadores, cámaras fotográficas o cámaras de video que registren diferentes manifestaciones del paisaje y de los seres vivos, para luego continuar trabajando en el aula. Si no se cuenta con estos recursos, se podrá desarrollar este registro mediante comentarios orales o toma de notas (en el caso de los niños mayores).
  • Luego podrá proponerles a los alumnos que identifiquen el mayor número posible de los diferentes seres vivos que han hallado en la zona delimitada para el estudio, y que los agrupen en plantas y animales. A continuación, puede introducir el uso de claves sencillas, por ejemplo, para identificar clases de vertebrados o artrópodos, o para clasificar las plantas según su forma biológica en: hierbas, arbustos y árboles. Tenga en cuenta que las claves utilizadas aluden a características diferentes, ya que los criterios utilizados se refieren a categorías taxonómicas (en el caso de los animales) o de tipo ecológico (en el caso de las plantas).

VERTEBRADOS (Clases)

MAMÍFEROS

AVES

REPTILES

ANFIBIOS

PECES

Anexo tegumentario 1

Con pelos y placas

Con plumas

Con escamas

De piel desnuda

Con escamas

PLANTAS (Según forma biológica)

ÁRBOLES

ARBUSTOS

HIERBAS

Altura

altos

medianos

bajos

Tallo

Consistencia

leñosa

semileñosa

herbácea

Forma

tronco único y ramificaciones

ramificaciones desde la base

ramificaciones desde la base

En un próximo paso, le sugerimos orientar las observaciones de los chicos hacia: la búsqueda de rastros o partes de seres vivos (como olores, heces, hojas, frutos, madrigueras, hormigueros, etc.) y la identificación de las respuestas que, ante un mismo tipo de estímulo, pueden dar individuos pertenecientes a especies diferentes, para así poner en evidencia, por ejemplo, las distintas formas que tienen de defenderse ante un determinado peligro o de reaccionar frente a la luz, la humedad, el ruido, la presencia humana, etc. También, podrá orientar la tarea para que los chicos: observen cómo se comportan individuos de la misma especie en la misma circunstancia (con el fin de mostrar los componentes de variabilidad individual); reconozcan las relaciones entre los seres vivos: agrupamientos de plantas y animales, transformaciones en los distintos estadios y ciclos de vida, comportamientos sociales, hábitos alimentarios y reproductivos, etc. Será importante, además, identificar si existen rastros dejados por el hombre y de qué tipo, para analizar cuáles son las acciones y modificaciones que producimos en los ambientes naturales. Como en el caso anterior, se recopilará toda la información posible a través de dibujos extraídos del paisaje natural y, si es posible, mediante registros fotográficos o de video. A continuación, le proponemos un modelo de guía de observación para que los alumnos más grandes registren sus observaciones por escrito.

Ejemplo de Guía de Observación

  • Observen si existen vegetales terrestres y determinen si son árboles, arbustos o hierbas, utilizando la clave. Dibujen los distintos ejemplares. Si los conocen, coloquen sus nombres.
  • Traten de encontrar en el terreno partes de plantas. Les proponemos recoger algunos ejemplares de poco tamaño.
  • Observen en la zona delimitada si existen agrupaciones de vegetales similares. Especifiquen las diferencias que presentan entre ellos: edad, tamaño, presencia de brotes, hojas, flores, frutos, etc.
  • ¿Han podido encontrar pequeños animales en el suelo, entre las hojas, en las ramas, o debajo de las cortezas de los árboles? ¿Los conocen? Les proponemos recoger algunos ejemplares en frascos o bolsas para luego poder identificarlos en clase.
  • ¿Qué están haciendo allí? Relacionen su forma de trasladarse (voladores, caminadores, reptadores, cavadores) con los estratos vegetales por donde se desplazan (arbóreo, arbustivo, herbáceo o debajo de la tierra).
  • Observen en qué se parecen y en qué se diferencian. ¿A qué podrá deberse, si viven en lugares muy próximos? ¿Cómo han reaccionado frente a la presencia humana?
  • Existen otros animales en los alrededores? ¿Cuáles son? Dibújenlos o tómenles una fotografía. Identifiquen algunos vertebrados según la clase a la que pertenecen, utilizando la clave. ¿Qué otras características usarían para clasificarlos (tipo de picos, patas, etc.)?
  • Si tienen oportunidad, observen los siguientes comportamientos: alimentación, cuidado de las crías, actitud frente a la presencia humana, ruidos, movimientos bruscos, etc. ¿Reaccionan de la misma manera las distintas clases de animales? ¿Y los individuos de la misma clase? Traten de escuchar cantos de pájaros, ladridos, relinchos u otros ruidos emitidos por animales. Si es posible, regístrenlos con un grabador. Identifiquen la presencia de otros animales por sus rastros: olores, huellas, heces, nidos, cuevas, etc.
  • Traten de identificar la presencia y la acción del hombre en el lugar por el hallazgo de sus rastros. Éstas son algunas pistas: presencia de pisadas, restos de comida, envases, envoltorios, postes y cables de luz, pavimento... ¿Qué piensan de ello? ¿De qué manera pueden influir estas acciones en el ambiente visitado?

Después de la salida

  • A partir de los distintos registros, de los ejemplares recolectados, de las experiencias narradas por sus alumnos, será necesario que entre todos sistematicen e intercambien toda la información recogida. En una primera etapa, podrá organizar con los alumnos inventarios de animales y plantas (utilizando para identificarlos las claves propuestas u otras), e inventarios de sonidos, de olores, de huellas, de comportamientos, con el propósito de caracterizar la diversidad observada en el lugar visitado. Luego, podrá hacer hincapié en establecer relaciones entre estos elementos, reconociendo sus interacciones, para terminar afianzando los criterios de clasificación utilizados, mediante el uso de otras características, otros ejemplos, contraejemplos, etc. Finalmente, podrán puntualizar el tipo de acciones y modificaciones producidas por el hombre, analizando también el comportamiento del grupo durante la visita. Y, como cierre, sería útil elaborar un repertorio de actitudes posibles de cuidado y preservación de la diversidad de los seres vivos y de respeto por el ambiente visitado.

1. Anexo tegumentario: se refiere al tipo de recubrimiento que forma la envoltura externa del animal.


Fuente

Otros recursos para el tema plantas

LAS PLANTAS: clasificación, reproducción, nutrición…

Cada imagen tiene un vínculo a un juego o actividad. Observa cuál es la actividad de tu interés y clica sobre ella.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada