domingo, 9 de mayo de 2010

De semillas y frutos


Preparándonos para las preguntas de los niños

Una seño dijo que este blog se parece a mí. Que cada enlace te lleva a otro y a otro, y nunca se sabe hasta adónde. Para ella va dedicada esta entrada


Semillas:
La semilla o pepita es cada uno de los cuerpos que forman parte del fruto que da origen a una nueva planta, es la estructura mediante la que realizan la propagación las plantas que por ello se llaman espermatófitas (plantas con semilla). La semilla se produce por la maduración de un óvulo de una gimnosperma o de una angiosperma. Una semilla contiene un embrión del que puede desarrollarse una nueva planta bajo condiciones apropiadas. Pero también contiene una fuente de alimento almacenado y está envuelto en una cubierta protectora.

Para saber más click en la manzana







Otros aportes
Experiencia 1 :
Estructura de las semillas
Situación
Ideas a transmitir
Relato de la experiencia
Experiencia 2 :
Germinación y desarrollo de las semillas
Situación
Ideas a transmitir
Relato de la experiencia
Experiencia 3 :
¿Cómo se originan las semillas?
Situación
Ideas a transmitir
Relato de la experiencia
Experiencia 4 :
Polinización y formación de la semilla
Situación
Ideas a transmitir
Relato de la experiencia

Aquí un cuento para los más chiquitos (Tá bueno para presentar el tema de la dispersión).




Claro... pero justo la semilla se parece muuuuuuuuuuucho a una nuez (je je)
... ¿La nuez es una semilla? ¿Si la plantamos crece un nogal?

Veamos estos enlaces

La nuez es un fruto seco obtenido como semilla del nogal común. De alto valor nutritivo, este fruto es rico en proteínas, vitaminas del grupo B, oligoelementos, aceites, lecitina y ácidos grasos omega 3 (poliinsaturados)


Click en la imagen para saber qué es una DRUPA




Koeh-081.jpg

Me despido con un video y una leyenda



Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo transforma en no apto para impacientes: siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente.

Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad, no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto que, un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas la planta de bambú crece ¡mas de 30 metros! ¿Tardó sólo seis semanas crecer? No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento, que iba a tener después de siete años.

Sin embargo, en la vida cotidiana, muchas veces queremos encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que éste requiere tiempo.

De igual manera, es necesario entender que en muchas ocasiones estaremos frente a situaciones en las que creemos que nada está sucediendo.

Y esto puede ser extremadamente frustrante.

En esos momentos (que todos tenemos), recordar el ciclo de maduración del bambú japonés y aceptar que "en tanto no bajemos los brazos" ni abandonemos por no "ver" el resultado que esperamos, sí está sucediendo algo, dentro nuestro…

Estamos creciendo, madurando.

Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente creando los hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito cuando éste al fin se materialice.

Si no consigues lo que anhelas, no desesperes... quizá sólo estés echando raíces...

Autor desconocido

Para mirar cómo es un bambú entrá acá:

http://www.taringa.net/posts/imagenes/1653154/El-bosque-de-bamb%C3%BA.html

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡QUÉ SENCILLO QUE ES ENSEÑAR ESTE TEMA EN SEGUNDO!!!!!!!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada