miércoles, 19 de mayo de 2010

Ciencia en la cocina

Experiencias sencillas con agua

PH_experimento_cocina_07


Casi todas las sustancias se contraen cuando se congelan, con el agua sucede el fenómeno contrario.

Materiales:

Un plato

Una pajilla

Un rotulador

Plastilina

Agua

Colorante de cocina

Procedimiento:

Mezcla un poco de agua en un vaso con el colorante de cocina.

Utiliza la pajilla como si fuera una pipeta, colocándola dentro del vaso y llenándola de agua.

Sella el extremo inferior de la pajilla con un poco de plastilina para que no se salga el agua.

Amasa un poco de plastilina sobre el plato para hacer una base para la pajilla y colócala allí con mucho cuidado de no derramar el agua.

Haz una marca con el rotulador para señalar el nivel del agua.

Coloca el plato con la pajilla en el congelador por unas cuatro o cinco horas.

PH_experimento_cocina_08

Qué sucede?

El nivel del agua ha subido ahora que está congelada. Las moléculas del agua presentan una extraña reacción al congelarse. Ellas se unen formando una estructura hexagonal, que ocupa más espacio que cuando están en estado líquido.


Ciencia en la cocina: Corrientes de color

PH_experimento_cocina_13

Materiales:

vaso de papel desechable

un vaso o frasco de vidrio

lápiz

agua tibia

una taza

agua fría

hiel

colorante de cocina

Procedimiento:

Llena el vaso de vidrio con agua tibia

Agujerea el vaso de papel con la punta del lápiz

Vierte agua fría en la taza, añádele dos cubos de hielo y 5 gotas de colorante. Mezcla bien.

Coloca el vaso de papel dentro del vaso de vidrio y vierte rápidamente el agua fría coloreada dentro del vaso de papel.

Qué sucede?

Las moléculas del agua fría están más cerca entre ellas, por lo tanto hay más moléculas en el mismo espacio y pesan más que las del agua caliente.

Al entrar en contacto con el agua tibia, el agua fría se va hacia el fondo formando un remolino de color.


Ciencia en la cocina: la piel del agua

PH_experimento_cocina_01_a


Aunque parezca extraño el agua tiene una superficie elástica. En este experimento podrás ver como funciona esta extraña piel.

Materiales:

Una vasija de por lo menos 20 centímetros de ancho

Agua

& palillos de dientes

Jabón líquido para lavar los platos

PH_experimento_cocina_01

Procedimiento:

Coloca la vasija en una superficie plana y llénala con agua. Espera a que el agua deje de moverse.

Con mucho cuidado coloca 6 de los palillos sobre la superficie del agua dirigiendo sus puntas hacia el centro, como si fueran los rayos del sol. El palillo restante lo utilizas para organizar los demás.

Deja caer una gota de jabón en el centro de la vasija.

Qué sucede?

Las moléculas de agua que se encuentran en la superficie tienden a unirse entre sí, formando una “piel” elástica, llamada tensión superficial. Los palillos flotan sobre esta piel.

PH_experimento_cocina_02

Al dejar caer la gota de jabón en el centro debilita la piel y se recoge hacia los lados de la vasija y los palillos se mueven también hacia afuera.


Ciencia en la cocina: cómo se mueven las moléculas

PH_experimento_cocina_09

Si observas atentamente un vaso de agua ¿ podrías ver las moléculas de agua en movimiento?

Materiales:

Un vaso de agua

Un colorante para comida o un poco de tinta

Agua

Procedimiento:

Llenar el vaso con agua y dejarlo reposar hasta que la superficie esté completamente quieta.

Añadir varias gotas de colorante al agua (sin revolver).

Mirar el vaso 20 minutos después.

PH_experimento_cocina_10

Qué sucede?

Las moléculas de agua están siempre en movimiento aunque no podamos verlas. Ellas son tan pequeñas que es imposible verlas, lo que sí podemos ver es el efecto que ellas producen al moverse.

Cuando agregamos el colorante, las moléculas de aguas golpean el colorante y lo envían en diferentes direcciones. Después de unos 20 minutos, el color se habrá diluido completamente.

Proyecto para niños: Difícil de congelar

agua_con_sal


El propósito de este experimento es determinar si algunas sustancias, en este caso la sal protegen contra la congelación.

Materiales:

2 vasos desechables

Agua

Sal

Un rotulador

Un congelador

Procedimiento:

Llenar los dos vasos con agua

Colocar una cucharada de sal en uno de los vasos y rotular ambos vasos.

Colocarlos en el congelador y observarlos cada 2 horas.

Resultados:

El agua sola comienza a congelarse rápidamente, el agua con sal permanece intacta por varias horas. 24 horas despues el agua sola está completamente sólida y el agua con sal tiene algunas partes congeladas, pero todavía se puede revolver con una cuchara.

Por qué sucede esto?

La sal baja el punto de congelación del agua. Por este motivo los ríos se congelan más rápidamente que el mar y en los lugares donde hay estaciones, se esparse sal en las calles y los andenes para evitar que estos se congelen.

¿El agua fría se mezcla con el agua caliente?

agua_calor

En este experimento podremos ver si el agua fría y el agua caliente se mezclan. Es importante pedir la ayuda de un adulto y debes estar dispuesto a salir un poco mojado o a tener que secar la cocina al terminar.

Materiales:

Dos frascos de vidrio del mismo tamaño

Agua fría y agua caliente

Colorantes de cocina azul y rojo

Cartulina

Tijeras

Una bandeja

Procedimiento:

1. Coloca ambos frascos sobre la bandeja

2. Llena uno de ellos con agua caliente y añádele una gota de colorante rojo, llena el otro con agua muy fría y ponle colorante azul, el agua debe casi rebosar el frasco.

3. Ahora corta un trozo de cartulina que sea mayor que la boca de los frascos y colócala sobre el frasco azul, golpeala levemente para que se adhiera al la boca del frasco y lo selle completamente.

4. Ahora debes girar el frasco y colocarlo completamente hacia abajo, no de medio lado porque el agua se va a salir. Puedes practicar este paso antes para estar seguro de que puedes hacerlo.

5. Coloca el frasco sobre la boca del frasco rojo y pide a alguien que sostenga ambos frascos mientras tu halas la tarjeta.

6. ¿Qué sucede? ¿qué pasa con el agua de los frascos? ¿Se ha mezclado el color?

agua_calor_2

Si todo ha salido bien el agua debe quedarse en su lugar ya que el agua caliente es menos densa que el agua fría y se conserva en la parte de arriba.

Ahora enjuaga los dos frascos y repite los pasos del 1 al 6, pero colocando el agua caliente (rojo) abajo y el agua fría (azul) arriba.

agua_calor3

¿Qué sucede ahora? Tan pronto retiras la barrera entre los dos frascos el agua caliente comienza a subir mezclándose con el agua fría formando agua de color violeta.

En el agua caliente las moléculas del agua se mueven rápidamente y comienzan a separarse, al crear espacio entre ellas y en el mismo volumen hay menos moléculas, lo que lo hace ligeramente más liviano y por lo tanto va hacia la superficie.

Cómo se puede cambiar la densidad del agua

densidad_agua

El agua dulce es menos densa que el agua salada, es fácil notar la diferencia cuando tratamos de flotar en una piscina o un lago o tratamos de hacerlo sobre la superficie tranquila del mar. Es mucho más fácil flotar sobre el agua salada.

En el mar muerto localizado entre Israel y Jordania y el lago Assal en África, son dos de los lagos más salados en el planeta, en ellos la cantidad de sal es alrededor de 8 veces más que en el océano y se puede descansar sobre sus aguas sin temor a hundirse.

Este sencillo experimento nos muestra cómo se puede cambiar la densidad del agua y qué sucede cuando el agua es muy densa.

Materiales:

2 vasos transparentes

agua

sal

2 huevos crudos

Procedimiento:

densidad_agua_1

Llenar uno de los vasos hasta un poco más arriba de la mitad con agua fresca y colocar en él un huevo. Qué sucede? el huevo es más pesado que el agua y se va inmediatamente hasta el fondo del vaso.

Ahora colocamos la misma cantidad de agua en el otro vaso y agregamos entre 1/4 y 1/2 media taza de sal, revolviéndola muy bien hasta que se disuelva.

densidad_agua_2

Ahora colocamos el otro huevo y vemos qué sucede. Este flota, si lo empujamos hacia el fondo, él volverá a subir. Al agua ahora es mucho más densa y sostiene al huevo sin dificultad.

Nota: si el huevo no flota, agrega más sal al agua.


Volcán de sal

lampara_lava_1

A veces jugar con la comida es divertido y podemos aprender sobre cómo se comportan algunos elementos cuando los mezclamos.

Nota: siempre debes consultar con un adulto antes de mezclar productos, especialmente de limpieza, algunas de estas mezclas pueden ser muy peligrosas.

Materiales:

  • Un frasco
  • Aceite de cocina
  • Agua
  • Sal
  • Colorante vegetal
  • Miel de abeja (opcional)

Sirve unos dos o 3 centímetros de agua en el frasco.

Agrega la misma cantidad de aceite vegetal.

Coloca 2 gotas de colorante vegetal sobre el aceite.

lampara_lava_2

En este momento podemos ver como el agua y el aceite se separan y el agua queda en el fondo, mientras el aceite flota sobre él. El agua es más densa que el aceite (más pesada) y por esa razón se va al fondo. Además el agua y el aceite no se mezclan.

También puedes ver que las gotas de colorante quedaron atrapadas en el aceite.

lampara_lava_3

Ahora riega un poco de sal sobre el aceite. Qué sucede?

La sal es más pesada que el aceite así que comienza a hundirse llevándose una burbuja de aceite consigo y rompe la barrera entre el agua y el aceite, en este momento el colorante comienza a mezclarse con el agua.

lampara_lava_4

La burbuja de aceite queda atrapada bajo el peso de la sal en el fondo del frasco, pero lentamente la sal se disuelve en el agua y suelta la burbuja de aceite que sube hacia la superficie.

Cada vez que agregues sal, va a suceder lo mismo, el aceite baja con la sal y cuando ésta lo suelta, vuelve a subir, dando un efecto como de lámpara de lava.

lampara_lava_5

Variación:

Agrega un poco de miel de abeja y deja que se asiente en el fondo. La miel es más densa que el agua y el aceite, y tampoco se mezclará con ellos.

Cuando pongas nuevamente la sal, verás que las burbujas de aceite salen más lentamente porque la sal se pega a la miel y se diluye más despacio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada